15 Errores que cometemos las mujerzotas de 40 al ligar

Si has conocido a un chico que te parece simple y llanamente irresistible y no hay nada que desees más en el mundo que ligártelo, toma nota de las cosas que jamás debes hacer. Después no digas que no te lo advertimos.

1. Reírte como loca de todo lo que dice
Lo sabemos, a los chicos les encanta que te rías de sus bromas pero, si sus chistes no son graciosos, estarás animándole a que haga más bromitas de ese tipo y, con el tiempo, si te sigues riendo de esa forma (a sonoras y largas carcajadas), la gente pensará que estás como una cabra. Así que mejor no sobreactuar.

2. Emborracharte hasta perder el control de tus propias piernas
Ya sabes eso de: “Mira, sin brazos”, “Mira, sin piernas” para acabar en el suelo del bar sangrando. Patético.

3. Mirarle tan interesada por lo que está diciendo que tus ojos parecen los de un alien
¿Te resulto seductora cuando te miro como si fuera un perro que está paranoico porque lleva años pasando hambre? Si es así, puedo hacerlo toda la noche.

4. Suponer que por ser muy desenvuelta, se va a dar cuenta de que te gusta
A nosotras nos gusta denominar esta actuación como: “Estoy coqueteando contigo tanto que casi ni te estás dando cuenta de la película” y tus amigos masculinos pensarán: “¿Qué te pasa?”. Si él ni sabe que te gusta. Así no”.

5. Informarle de todos los chicos que van detrás de ti
Di la verdad, lo hemos hecho todas y es tan estúpido… Básicamente lo que estás tratando de transmitirle es lo afortunado que es porque un montón de chicos va detrás de ti y tú solo tienes ojos para él. Pero, en cambio, lo que él percibe es: “Muchos tíos van detrás de mí y yo de ellos. Tú y yo solo somos amigos”.

6. Ser un poco mala con él para que se dé cuenta de que estás coqueteando
Una vez me burlé de un chico que sentía inseguridad por su altura y le dije algo así como: “Ja,ja. Tú eres inseguro en ese aspecto pero no me importa porque me gustas”. Al segundo rectifiqué: “No, en serio, eso no ha sonado nada bien”. Y al chico se le quitaron todas las ganas de seguir hablando conmigo.

7. Fingir que te gusta un grupo que le gusta a él
Lo que empieza como una mentirijilla tipo: “¿En serio? A mí me encanta ese grupo?” va subiendo intensidad cuando pretendes conocer canciones suyas y ese álbum raro-experimental que grabaron en 1998. Cuando llegas a ese nivel, no te queda más remedio que reconocer que le has mentido y que no sabías ni que esa banda existía. Como no quieres llegar a este punto, te toca salir corriendo a comprar 15 álbumes que no te gustan nada solo para demostrarle que no eres una mentirosa.

8. Actuar como si no te gustara
Comportarte con él como si no te gustara, quizá haga que a él le atraigas más pero, ¿de verdad quieres estar con alguien al que solo le gustas cuando a ti no te gusta él? Si de verdad te mola ese chico, actúa en consecuencia.

9. No responder a todas sus preguntas para parecer misteriosa
No es el peor error que puedes cometer pero, si lo haces, estarás perdiendo la oportunidad de mostrarte tal y como eres y no como te gustaría ser.

10. Mentir para parecer cool / mejor / más agradable
Mentir es agotador. Tienes que llevar el control de todas las personas a las que has engañado y acordarte de qué les dijiste. ¿Tendrás suficiente energía para eso? Además, otra de las cosas que pueden ocurrir si le mientes es que él conozca a una persona totalmente diferente de la que eres, por lo que jamás conectarás de verdad con él. ¿Por qué arriesgarse?

11. Husmear sus redes sociales como un caza recompensas
Hay una línea muy fina entre darle likes a todos sus posts de Facebook, responder a todos sus tweets y comentar todas las fotos que cuelga en Instagram como si fueras una fan enloquecida. Trata de no cruzar dicha línea.

12. Solo ligar en redes sociales
¿Piensas que retuitear todo lo que sube a Twitter denota un interés, digamos, más… romántico? ¡Error!

13. Guiñarle un ojo
Atención porque se te podría caer una lentilla o, aún peor, parecer que sufres algún trastorno mental. Mantén el contacto visual y a ver qué pasa.

14. Toparte “casualmente” con él y actuar como si fuera cosa del destino
Cuando te gusta alguien es fácil dejarse llevar y, justo esto, es algo que muchas mujeres hacen cuando creen que están perdiendo a su potencial enamorado. Sabemos que es tentador pero mejor no lo hagas.

15. No hacer nada
Rezar en secreto para que a él le gustes tú no funciona, nunca.