5 cosas que cambian en tu vida cuando te conviertes en mamá

Algunas mujeres dicen que su vida cambió completamente luego de convertirse en mamás, mientras que otras señalan que nada cambió (¡o casi nada!). Aquí te cuento 5 cosas que de seguro cambian cuando te conviertes en mamá, pero estoy segura de que tendrás tu propia lista.

1. El egoísmo innato
No se puede ser egoísta y ser una buena madre. Muchas madres siquiera se daban cuenta de lo egoístas que eran, hasta que la maternidad les mostró cuánto podían cambiar y cuán desinteresadas podían llegar a ser.
Esto no quiere decir que una mamá deba olvidarse de si misma, sino que las necesidades de sus hijos se convierten en prioridades y que pasan a segundo plano algunas cosas que eran consideradas muy importantes antes de la maternidad, tales como escuchar música fuerte (¡el bebé necesita descanso!) o salir todas las noches.

2. La perspectiva de la vida
La mayoría de las madres aseguran que la maternidad ha cambiado su perspectiva de la vida e, incluso, sus procesos de pensamiento. Esto se debe a que han trabajado en ser más pacientes, reflexivas, cuidadosas y suaves, especialmente con sus hijos.
Desde luego, no siempre tendrán éxito en ello, pero son mejor de lo que solían ser en estos asuntos.

3. La relación con los otros niños
Muchas madres primerizas sostienen que la maternidad también les ha ayudado a relacionarse más y mejor con los demás niños: vecinos, hijos de amigas, e incluso adolescentes de su entorno.

4. La carrera profesional
No siempre es así, pero para algunas la maternidad significa el fin de su carrera profesional. En algunos casos porque las han despedido del empleo o porque ya no tienen fuerzas para cumplir con el trabajo dentro y fuera de la casa.
¡Pero en muchos casos las nuevas madres prefieren dejar su previamente exitosa carrera, para convertirse con gusto en “la madre de”.

5. Los horarios
Este cambio es innegable: los bebés tienen sus tiempos de dormir, de comer, de ser bañados, de ser llevados a pasear y de recibir mimos. ¿Quién puede negarlo?

Francamente, para muchas madres noveles la maternidad no es lo que pensaron que sería. A algunas les cuesta adaptarse a estos (y a otros cambios) más que a otras. Pero con un poco de paciencia y empeño, y con conocimiento de algunas verdades sobre la maternidad que debes saber, los cambios de la maternidad no tienen por qué ser algo traumático.