7 razones por las que él no se merece una segunda oportunidad

Seguro has escuchado decir mil veces que “todos merecemos una segunda oportunidad”, ¿verdad? Pues, déjame decirte que hay quienes no. Y, si no estás muy segura de lo que te estoy diciendo, quédate que te diré algunas razones por las que tu ex no se merece una segunda oportunidad. ¡Léelas antes de dársela!

1. Por algo es tu ex
Si estamos ante la duda de dar una segunda oportunidad es que ya dimos una y fuimos decepcionadas. Piensa un poco, ¿por qué terminaron la relación? ¿Qué se quebró entre ustedes? ¿Por qué es tu ex? ¡Aja! Ahí radica el por qué no darle una segunda oportunidad.

2. El dolor por lo que hizo sigue en ti o ya pasaste la página
Así sea que todavía sueñes con lo que te hizo y tengas ese dolor en el pecho o que hayas pasado la página y te estuvieras acostumbrando a estar sola o sin él, algo cambió y mucho. No se puede estar con alguien que aún duele o con alguien sin quien una está mejor, ¿no lo crees?

3. Ya no confías en él
¿Puedes comenzar una relación sin confianza? Lo siento, pero no. Puedes volver con él y la cosa puede estar bien por un tiempo, pero a la primera oportunidad en que la confianza esté en juego, las discusiones, encontronazos y feos momentos comenzarán a reaparecer igual que antes. ¿Realmente quieres eso para ti?

4. No hizo el esfuerzo suficiente para volver contigo
¿Te envió un mensaje de texto a la 1 de la mañana rogándote volver? Pues, perdona, amiga, pero eso no parece sonar muy genuino de su parte, ¿no lo crees? Si quiere una segunda oportunidad, debe pelear para merecerla, de lo contrario, solo cree que tú estarás siempre disponible y eso, amiga, indica que él no sirve.

5. Tu familia y amigos ya no lo pueden ni ver
¿Te imaginas enfrentando la situación de no poder llevarlo a casa de tus padres un domingo? ¿Y la situación de dejar de salir con tus amigas porque no pueden ni verlo? ¡Piénsalo!

6. Ya no encaja en tu vida
¿Es él lo que realmente quieres para ti? ¿Quieres una vida como la que tenías con él o quieres volver a confiar, reír, no pensar en dónde o con quién está y vivir tranquila? Te dejo esta reflexión.

7. Y no lo ves como antes
Luego de romper la confianza y pasar por una ruptura, nuestra capacidad de ver a la otra persona con ojos de amor y felicidad, ya se alejó demasiado. El solo pensar en vuestra relación te hace recordar lo mal que la has pasado. Como solía decir mi madre: “cuando la cuerda se rompe, puedes unirla, pero ahora la cuerda tendrá un nudo, así que nada será lo mismo”.

Y viendo estas razones por las que tu ex no se merece una segunda oportunidad, ¿ya has tomado una decisión? Espero que sea la que te haga ser feliz.