¿Pelo dañado a tus 40? Consejos para darle un segundo aire

Llevas días mirándote al espejo imaginando tu pelo de una forma u otra ¿quieres pintarlo, cortarlo o hacerle ondas? ¡Detente ahí! Hay dos motivos por los que pensamos en esas transformaciones: uno sería cuando realmente queremos cambiar de estilo y dos, porque no encontramos otra forma de ocultar lo dañado de nuestro cabello. Así que antes de tomar una decisión drástica, te recomiendo probar con un mes de terapia adoptando algunos sencillos pero importantes hábitos. Con esto podrías recuperar tu cabellera o bien minimizar los daños.

Hábitos diarios que marcarán la diferencia

Te asombrará darte cuenta de los pequeños cambios que podemos hacer o introducir a nuestra vida diaria, pruébalos por un mes, dale la oportunidad a tu pelo antes de tomar una decisión definitiva sobre este. ¿Lista?

1. Dile adiós al calor
Recuerda que estás dándole un segundo aire a tu pelo y esto implica cambiar de costumbres y evitar todo aquello que le provoca daño extremo, por ejemplo la plancha o el rizador. En su defecto dale forma y volumen utilizando tubos o buddies flexibles, enrollando tu pelo de distintas formas con la ayuda de cremas o mientras tu pelo está húmedo, verás la diferencia.

2. Ayúdalo con un despunte
Antes de optar por un corte de pelo extremo, prueba eliminando sólo las puntas muy dañadas e intenta recuperar el resto de su vitalidad con los consejos que aquí te mencionamos. Al despuntar tu pelo no sólo estarás deshaciéndote de la parte que se ve maltratada, sino que además liberas a tu cabello del doble esfuerzo que sus nutrientes hacen intentando alimentar esa zona, así que cualquier tratamiento que hagas o consumas estará mejor aprovechado.

3. Utiliza productos de calidad
Si por lo regular lavas tu cabello con un shampoo comercial o no crees mucho en mascarillas y tratamientos, quizá sea hora de recurrir a ellos; pero es importante que no utilices cualquiera. Te recomendamos recurrir a productos especializados que puedes encontrar en distribuidoras de belleza.
Revisa los ingredientes y las indicaciones de uso, aquellos enriquecidos con proteína y keratina son ideales para la reconstrucción, así como los enriquecidos con aceites para darle suavidad. Recuerda que estamos invirtiendo para recuperar la cabellera así que un gasto extra en esta ocasión se vale.

4. No lo enredes
Yo sé que con la costumbre y las prisas hemos dejado de ponerle atención a nuestros hábitos al manejar el cabello y cuando nos damos cuenta el daño ya está hecho. Parte vital de darle un segundo aire, es el ser más conscientes al momento de peinarlo, secarlo y manipularlo en general.
Utiliza peines de cerdas grandes y separadas o en su defecto utiliza tus dedos para peinarlo las veces posibles, encuentra un punto medio entre tu cabello húmedo y seco para manejarlo y varía la posición en los peinados para evitar que se quiebre tu cabello en la zona donde colocas la liga o broches.

En resumen: nuestro cabello está propenso a mucho daño y más cuando lo consideramos una parte muy importante en nuestra rutina de belleza, así que hay que prepararlo para la batalla. Como dice el dicho “más vale tarde que nunca” y esta es una buena oportunidad para ponerle remedio.
Dale un segundo aire a tu cabello y al ver los resultados, seguro querrás continuar con los hábitos que te hemos recomendado. ¿Se te ocurre algún otro?