¡Comprobado! Ir de compras al por MENOR nos hace más felices

Cuando estamos tristes todas las mujeres deseamos ir de compras. Y cuando estamos alegres también. Algo en el acto de comprar nos hace sentir bien, pero ¿qué será?

Todo bajo control

Un estudio publicado en la Revista de Psicología y Marketing de Estados Unidos reveló que las compras al por menor pueden hacernos más felices, y que casi no tienen ningún efecto emocional negativo.
Para hacer el estudio se encuestó a cientos de compradores y se le pidió a otros que llevaran un diario con sus hábitos al salir de compras y con sus estados de ánimo al momento de comprar. Aquellos compradores impulsivos que estaban tristes, malhumoradas o estresadas sintieron un gran alivio al comprar, mejorando su estado de ánimo. Y aquellos que compraron con cautela no sintieron arrepentimiento, y su tristeza disminuyó considerablemente.

Lo que más hizo aumentar la felicidad de estas personas fue la compra de pequeños detalles para ellos mismos. Pero ¿por qué comprar genera felicidad según este estudio? La tristeza puede generar una sensación de pérdida de control según profesores de la Universidad de Michigan, pero ir de compras nos devuelve el control que creíamos haber perdido, logrando que nuestra tristeza se reduzca.
De modo que ir de compras puede ser muy eficaz para reducir la tristeza porque el comprar nos transmite una sensación de que podemos ser capaces de tener el control de nuestros sentimientos y de nuestros actos. Pero todavía hay más, no es solo comprar, sigue leyendo que te cuento.

Al por menor

Es verdad, las compras nos hacen más felices pero no todo tipo de compras, solamente las compras al por menor. Las compras al por mayor y que son compulsivas tienen efectos negativos en las personas.
Comprar esa prenda que hace un tiempo has visto y con la que soñabas, o comprar algo para alguien que amas puede lograr que reduzcas tu tristeza. Pero si compras en exceso o más de lo que deberías será contraproducente porque puedes sentir que pierdes el control sobre lo que compras.

Ya lo sabes, si te sientes triste ve de shopping y cómprate algo que te encante, pero siempre con precaución y al por menor. 30 prendas no te harán sentir mejor, y hasta quizá te hagan sentir más triste; sin embargo, una prenda o un detalle puede lograr que te sientas un poco mejor.