Consejos Para Hidratar Tu Piel

Para lograr que tu piel se hidrate y no se reseque, a pesar de los cambios de clima, estos métodos te pueden ayudar a que consigas rejuvenecer una piel seca de manera natural.

Hidrata tu piel desde el interior bebiendo abundante agua

Para cuidar tu piel a fondo no basta con tratamientos externos; el cuidado debe comenzar desde adentro y esto lo puedes lograr, en primer lugar, tomando abundante agua, costumbre que, además, te brindará beneficios para muchas otras cosas. Estamos hablando de entre siete u ocho vasos diarios; este hábito tan simple evitará que tu piel pierda elasticidad y flexibilidad de forma prematura, logrando así prevenir el envejecimiento temprano.

No olvides apoyar el consumo de agua con una dieta que incluya nutrientes indispensables para el cuidado de la dermis, como lo son la vitamina C, los antioxidantes y el Omega-3.

Agentes rejuvenecedores

Debes elegir una loción hidratante rica en antioxidantes tales como vitamina A, C y E, así como aceites nutritivos -mucho mejor aún si la consigues con un factor de protección solar-. Los aceites que nos brinda la naturaleza son una buena opción; entre ellos encontramos el de almendras, de oliva, de rosa mosqueta y el de jojoba, entre otros. Prueba y ve cuál se adapta mejor a tus necesidades.

El aloe vera también es una buena alternativa que la naturaleza te regala, ya que contiene un gel que constituye una auténtica joya para tu belleza, especialmente para hidratarla, regenerarla, limpiarla y combatir posibles afecciones cutáneas. Puedes aplicar este gel directamente en todas aquellas zonas que necesites nutrir.
La leche de coco es otro producto que se encuentra repleto de vitaminas, nutrientes y minerales que son benéficos para cuidar el aspecto de nuestra piel. La dejará completamente hidratada y con un tacto aterciopelado espectacular.

Cómo aplicar la crema o aceite hidratante

Cuando apliques tu crema hidratante comienza por los dedos de los pies y ve ascendiendo hasta llegar al pecho y los hombros, sin olvidar el cuello. Masajea delicada pero firmemente y trata de poner mayor atención en las zonas con tendencia a resecarse más, como codos, rodillas y pies. En tu rostro utiliza tu crema facial habitual y no olvides nunca el protector solar.
Cuando quieras hidratar a fondo tu piel, lo recomendable es que antes le des una buena exfoliada y que posteriormente apliques cualquiera de las anteriores opciones o la crema hidratante de tu preferencia.

A continuación, te dejamos una receta de una mezcla hidratante de aromaterapia; adecuada para cualquier tipo de piel, es una combinación ligera y aromática para masajearla y consentirla.
Ingredientes: 2½ cucharadas de aceite de soya, 2½ cucharadas de aceite de almendras, 4 cucharaditas de aceite de germen de trigo, 20 gotas de aceite esencial de geranio, 20 gotas de aceite esencial de naranja.

Preparación:

En una botella limpia de vidrio con tapa de rosca, mezcla todos los ingredientes.

Aplicación:

Masajea tu piel con fricciones largas, firmes y ascendentes.
Guarda la preparación en un lugar fresco y, si es necesario, agita antes de usar.
Dedícale de vez en cuando un poco de tiempo a tu piel, recuerda que es la única que tienes y los años no pasan en vano.
Recuerda… ¡tú generas el cambio!