Cosas que sólo las mujerzotas bajitas comprendemos

Amamos ser BAJITAS, sin embargo en algunas situaciones seguro hemos deseado tener algún centímetro de más. Y es que las cosas no están hechas para nosotras, ¿cómo llegamos hasta allí? O nos resignamos o inventamos de todo para lograr llegar al mueble más alto de todos. Y ni que hablar de la ropa, ¿las marcas han pensado en las mujeres bajitas? ¡Lo dudo, todo me queda ENORME!

Esa falda definitivamente será un vestido para ti

¡Ups! ¿Segura que es una falda? Lamentablemente sí, pero a nosotras nos quedará hermosa como un vestido.

Las personas te ven como un “respaldo”

¡No, no soy un respaldo!
¿Cuántas personas se han apoyado en ti? Seguro tus amigos más cercanos lo han hecho muchísimas veces.

Andar en bicicleta no es de tu agrado. A menos que…

Las bicicletas para adultos NO son para nosotras. Deberíamos comprarnos una bici de niños, o una doble bici. ¡Luce divertido!, ¿no lo crees?

¿Foto al espejo? Mejor será una selfie

Las fotografías frente a los espejos aéreos NO son una buena opción. A menos que solo quieras que se vea tu cabello. Las selfies llegaron para salvar a las chicas pequeñas y que así se pueda ver todo nuestro rostro.

Y tampoco las góndolas de supermercado

¡Auch! No solo nuestro hogar se vuelve imposible, el supermercado también. ¿Cómo llegar a la estantería más alta? ¡Realmente imposible! Y ni que hablar cuando queda un producto bieeeen lejos…

Los muebles aéreos no son muy buenos para ti

¿Quién puso las cosas TAN arriba? Ah, ¿yo?
Ufffff, la cantidad de malabares que hemos hecho para conseguir la harina que está en el aéreo, son incontables. Mejor será dejar todo a mano o contar con una ayuda (de más de 1,60) para que nos alcance las cosas.

Te conviertes en una verdadera modista

Dentro de los pantalones queda una última opción: convertirse en modista. Para aquellas mujeres que detestamos arrastrar los pantalones y también hacerle dobladillo, arreglar las prendas es la mejor opción.

O te resignas a hacerle dobladillo

Pero romper los pantalones de tanto pisarlos es realmente molesto, así que nos acostumbramos a hacerle dobladillo. Quizá más de una persona piense que lo hacemos para darle más onda a nuestro look, pero la realidad es que sino lo pisaríamos más de una vez por minuto.

Los pantalones te quedan larguíiiiisimos

Es muy difícil encontrar un pantalón que quede PERFECTO en ti. Los jeans divinos que vemos en las tiendas comerciales están hechos para personas altas, o por lo menos para personas que miden más de 1.60. Ya nos hemos acostumbrado a pisar los pantalones y romper más de uno.