Cuida tu flora intestinal y evita la obesidad

En la microbiota, o flora intestinal como se le conoce comúnmente, tenemos un gran número de bacterias. Se estima que representan entre uno y dos kilos de nuestro peso total; cuidar que estén balanceadas es una forma poco conocida de prevenir la obesidad.

La dieta es la principal causa de alteraciones en la microbiota, por ello es importante seleccionar alimentos que ayuden a un balance adecuado.

1. Nopal
Contiene polisacáridos que son utilizados por las bacterias bacteroidetes y firmicutes para poder colonizar la flora intestinal.

2. Chía
Son parte importante de los prebióticos, los cuales alimentan a las bacterias y además favorecen su balance en cantidades adecuadas.

3. Avena
Por su contenido de fibra soluble ayudan al organismo a balancear la cantidad de bacterias que se desarrollan.

4. Yogurt
Un probiótico natural que si bien no alimenta las bacterias, posee microorganismos que ayudan a su buen funcionamiento general.

5. Frutos rojos
Por sus altos contenidos de polifenoles son necesarios para que otro tipo de microorganismos se generen en la microbiota y trabajen en conjunto con las bacterias.

La recomendación es que incluyas estos alimentos diariamente, al menos uno o dos de ellos dentro de una dieta saludable. Así mismo, debes evitar alimentos altos en grasas saturadas y azúcar, que dañan de manera importante tu microbiota y favorecen la obesidad.