Diferentes Formas De Perder Peso

Muchas mujeres recurren a la búsqueda de soluciones de todo tipo, desde las tradicionales dietas hasta los remedios ‘milagrosos’ para bajar de peso

Sin embargo, obtener una buena figura es mucho más sencillo de lo que parece si te enfocas más que en bajar de peso rápidamente, en adquirir hábitos que te ayuden a llegar a tu meta y mantenerte en forma. Aquí te decimos cómo.

Inicia con el pie derecho

El primer paso para un cambio de hábitos efectivo es una limpieza que ayude a eliminar todas las toxinas que has consumido.

Consumir en ayunas jugos de vegetales crudos y frutas ayudará a limpiar tu organismo y te harán sentir satisfecha y llena de energía.

Elabora un diario de alimentación

Varios estudios recomiendan registrar los hábitos alimenticios en un diario, ya que las personas que registran lo que comen pierden casi tres kilos más que aquellos que no lo hacen.

Analiza tus hábitos y anota todo lo que comes durante una semana: bebidas, botanas, condimentos, absolutamente todo.

¡No te saltes comidas!

Muchas personas cometen el error de no desayunar porque creen que de esta forma consumirán menos calorías, y lo que no saben es que cada una de las comidas del día es necesaria para mantener un metabolismo activo, aumenta tu tasa metabólica aún en reposo y mantiene tus niveles de energía elevados.

Bebe mucha agua

No sólo hidrata el cuerpo y ayuda a crear una sensación de saciedad que hace que comas menos, entre más agua bebas más eliminas el exceso de líquidos en tu cuerpo.

La recomendación es que el agua sea tu bebida principal: deja poco a poco a un lado los refrescos, el café, jugos o leche y toma al menos ocho vasos de agua sola como mínimo al día.

Más frutas y verduras

Gracias a los azúcares naturales que contienen, las frutas pueden satisfacer tu gusto por el dulce de una forma saludable.

Por otra parte, los vegetales aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales necesarias para el buen funcionamiento de cada órgano.

¡Muévete!

No hay mucha ciencia aquí: cualquier actividad física que acelere tu frecuencia cardiaca hará que quemes calorías.

Sin embargo, puedes quemar más si eliges una rutina cardio que incluya trabajo para varios músculos: spinning, kickboxing o caminata.

Menos carbohidratos simples

Consumir menos granos blancos como el arroz, pastas y panes te ayudará a reducir de inmediato porque los carbohidratos simples de estos alimentos, aunque proporcionan energía de forma inmediata, causan hinchazón, especialmente en la zona abdominal, y hacen que comamos más porque se digieren más rápido que otros alimentos.