Diferentes normas para convivir en familia

Siempre será imprescindible cumplir con las normas por parte de todos los componentes del núcleo familiar

Se deben tener unas pautas acordadas para educar a los hijos y así que todo funcione correctamente sin cargas emocionales y que los niños asuman sus responsabilidades en el hogar. A continuación te daré algunos ejemplos de normas para convivir en familia que puedes incorporar.

Normas para la sana convivencia en familia

Sin televisión a la hora de comer

Para potenciar la comunicación en la familia y reforzar un buen vínculo te aconsejo fervientemente que no se ponga la televisión mientras están sentados comiendo.

Es preferible que la televisión tenga unos horarios establecidos para verla siempre en familia y nunca por separado.

Siempre con zapatillas de andar por casa

A los niños les encanta ir descalzos, por lo que esta norma es muy importante para evitar posibles resfriados. Por ello al llegar a casa es buena idea que los niños se quiten el calzado de la calle y se pongan cómodos con sus zapatillas de andar por casa.

Pedir las cosas por favor y dar las gracias

Para que tu hijo pida las cosas por favor y dé las gracias cuando corresponde, debes predicar con el ejemplo, puesto que lo aprenderá mediante la observación de sus modelos de referencia (ustedes como padres).

Aunque es importante que además les insistan para que dé las gracias y pida las cosas por favor y así que no se le olvide, hay que explicarle la importancia de hacerlo.

Los amigos en casa

Por norma general a los hijos les gusta traer a sus amigos a casa, si esto es así acuerden que cuando quiera llevarlos deberá avisar con un día de antelación y así poder organizar la tarde.

En una casa viven más de una persona y es por eso que se deben respetar los horarios y poder organizar las cosas bien.

Además cuando estén en casa deberán tener un sitio para que jueguen como su habitación, un cuarto de juegos, el garaje… para que no molesten a los demás miembros de la familia si están haciendo algo.

Es importante pactar los juegos prohibidos en casa porque no es el sitio adecuado para cualquier juego, como por ejemplo jugar a la pelota, juegos de agua…etc.

Recuerda que para que tu hijo cumpla las normas debes cumplirlas tú primero, así que si quieres que tu hijo no ande descalzo, no olvides ponerte tus zapatillas.