Los beneficios de la diversión

La vida nos plantea día con día retos y desafíos en diferentes áreas (profesional, educativa, social familiar, etcétera). Las obligaciones, la falta de tiempo y la rutina nos hacen olvidar a menudo la importancia de la diversión, y los beneficios que trae no sólo como una actividad de sano esparcimiento sino como un modelo que podemos incluir en nuestra vida diaria.

Mientras que el ocio es más bien una forma de entretenimiento o descanso, la diversión implica una participación activa pero de una manera refrescante y alegre. Esto quiere decir que la diversión puede estar implicada en el trabajo y la educación, promoviendo un mejor desempeño y aprendizaje. La diversión trae consigo felicidad, risas, motivación, energía, pasión y nos devuelve esa capacidad de sorprendernos con humor e interés.

Diversión es movimiento y creatividad, es un ingrediente básico para tener éxito. Cualquier actividad que hagamos resultará más productiva si incluimos buen humor y diversión. ¿Cómo sería tu trabajo si todos se divirtieran al realizarlo de forma sana y positiva? ¿Qué diferencia sentirías si esas circunstancias difíciles las abordaras con humor? ¿Acaso no sería un respiro para el alma, y algo refrescante para la mente? ¡Todo funciona mejor dentro de un ambiente divertido!

Según la psicóloga Silvia Russek, estos son los beneficios de la diversión:

  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Se liberan endorfinas que actúan como eliminadores naturales del dolor.
  • Produce una sensación de bienestar general.
  • Reduce la tensión y ansiedad.
  • Mejora la comunicación y el trabajo en equipo.
  • Potencia la creatividad y la imaginación.
  • Nos permite desarrollar una actitud positiva ante la vida.
  • ¡Favorece la autoestima!

A continuación te damos algunos tips para que la diversión esté presente en tu vida todos los días.
No te tomes las cosas tan en serio. El humor genera humildad. Ante una situación de crisis, algún error o momento incómodo, el humor será tu mejor aliado. ¡Hoy ríete de ti mismo!

Comparte una sonrisa. Una simple sonrisa puede aliviar tensiones y generar armonía. La diversión es contagiosa y siempre empieza con una sonrisa. Hoy sonríe a las personas del elevador.

Llena tu vida de creatividad. Se curioso y observa todo lo que pasa a tu alrededor, explora y visualiza tus ideas. Ve la vida como un juego donde se vale la prueba y el error. Por ejemplo: ¿Hoy cómo podrías decorar esa aburrida habitación?

Se auténtico. Nada es más liberador, congruente y divertido que ser tú mismo. Haz realmente lo que te haga feliz. Hoy da tu opinión e inspira a los demás.

Haz cambios. Todo empieza con cosas pequeñas. ¿Cómo podrías incluir algo diferente en tu rutina? Hoy puedes optar por la bicicleta en lugar del coche.

Concédete caprichos. Tú te mereces una dosis de cariño y atención diaria. Date un detalle pequeño pero significativo. ¿Qué tal buscar la fruta más jugosa del mercado, o premiarse con una estrella dorada?

“El único deber es el deber de divertirse terriblemente.” (Oscar Wilde)