Mantente en forma despues de los 50

¿Disminuir la actividad física o aumentarla luego de los 50? La edad no es un obstáculo para el ejercicio. Es más, si lo sigues practicando con los años, tu cuerpo te lo agradecerá.
Estos son los conceptos básicos imperdibles para saber cómo mantenerte en forma luego de los 50 y seguir saludable.

¿Por qué hay que ejercitarse?

Con los años, el cuerpo se vuelve más lento y menos fuerte, porque los músculos pierden algo de masa. Lo ideal sería seguir con un plan de actividad física a través de los años para poder disfrutar de todos los beneficios que trae consigo. Los más notorios son:

mayor movilidad de las articulaciones

el aumento de la fuerza física y la energía

mejor descanso

función cognitiva más eficaz

menos estrés

prevención de la depresión

Por tanto, si bien algunas personas piensan que a esa edad es momento de descansar y que el cuerpo no está preparado para tanta actividad, lo aconsejable es seguir haciendo ejercicios, de forma más suave sí (para evitar lesiones), pero igual ejercitarse.

¿Cómo hacerlo?

Un programa ideal para mayores de 50 debe incluir estiramientos y ejercicios cardiovasculares, de equilibrio y de pesas. Es importante que cada individuo reciba un programa especial por parte de un entrenador con experiencia, de acuerdo a su capacidad y posibilidades. ¿Ya tienes tu programa de ejercicios? Entonces, no pases por alto estas sugerencias:

Empieza por un calentamiento: A esta edad, al cuerpo le toma más tiempo arrancar, por lo tanto, comienza con unos 5 minutos de precalentamiento, por ejemplo, de trote.
Opta por la variedad: Mezcla actividades para no hacer todos los días lo mismo y aburrirte.

No lo hagas corto: Para cosechar los beneficios del ejercicio, es necesario que los hagas mínimo durante 20 minutos. Si duran 30 o 45 minutos, todavía mejor.

Trabaja el núcleo: A medida que envejecemos, la fuerza de base se debilita y aparecen los dolores de espalda y la mala postura. Asegúrate de incorporar ejercicios para el eje al menos dos veces por semana.
Con todos estos tips ya sabes por qué es mejor ejercitarse luego de los 50 años y cómo hacerlo, por lo tanto, ¡no hay excusa! No te quedes sentada, la actividad física no solo le va a hacer bien a tu cuerpo, sino que también a tu mente. ¡Vas a ser más feliz!