Rutina de ejercicios para tonificar tu rostro

Los ejercicios faciales pueden ayudar a reducir las líneas finas de expresión y a combatir la flacidez del rostro. ¿Cómo funcionan?

“De la misma manera que las rutinas para el resto del cuerpo. A través de la tonificación y el endurecimiento de los músculos, así como al estimular la circulación sanguínea, la función del colágeno y elastina”, explica Danielle Collins, autora de 10 Minute Natural Facelift.

Rutina de 4 minutos

Trabaja la frente

Paso 1. Coloca el dedo índice de la mano izquierda unos dos o tres centímetros arriba de tu ceja izquierda. Mientras que el pulgar de la misma mano debajo del pómulo. Haz lo mismo con el lado derecho. La posición es como si formaras un rectángulo en los extremos de tu rostro.

Paso 2. Trata de levantar las cejas, haciendo que los ojos queden muy abiertos. Mantén por dos segundos, relaja con pequeños toques en la frente. Repite cuatro veces.

Esto ayuda a fortalecer los músculos de la frente. Con la práctica regular, se reducen las líneas de expresión de la frente.

Trabaja la zona del entrecejo

Paso 1. Pon los dedos medios entre las cejas y aplicar una ligera presión, mientras colocas los dedos índices en las esquinas exteriores de los ojos. Es como si formaras una “V” entre estos.

Paso 2. Mira hacia arriba y mueve los párpados inferiores hacia arriba. Repite seis veces, después mantén los ojos cerrados por 10 segundos y relaja con toques muy suaves en las esquinas exteriores de los ojos.

Trabaja la zona de la boca, mejillas y mandíbula

Paso 1. Este ejercicio te ayuda a reafirma toda la zona que rodea tu boca. Junta tus labios y haz siete movimientos como si quisieras mandar un beso.

Paso 2. Mientras sonríes, mantén el dedo índice en la barbilla. Comienza a mover la mandíbula hacia arriba y abajo. Relaja con ligeros toques en esta zona y repite dos veces.

Para finalizar, comienza a masajear con ligeros toques con tus dedos índice, medio y anular en todo tu rostro. Inicia de abajo hacia arriba hasta llegar a la zona del nacimiento del cabello.

Haz los ejercicios para tonificar tu cara con delicadeza, ya que si aplicas demasiada fuerza maltratas los músculos y la piel, esto causará el efecto contrario: flacidez y arrugas.

Cuando los realices, lava perfectamente bien tus manos y cara. Aplica una crema hidratante o aceite de acuerdo tu tipo de piel.

Se recomienda hacer esta rutina durante cuatro minutos de cuatro a seis veces a la semana. Si deseas óptimos resultados, practícalos todos los días y de preferencia en la noche.