Tips para que tus hijos coman bien

¡Haz que coma bien!

Si no tienes idea de cómo involucrar el juego para que tus hijos coman bien y disfruten de este momento al máximo, sigue estas estrategias.

1. Involúcralo en todo momento
Es importante que ellos tengan la oportunidad de elegir lo que quieren comer, así como participar en la preparación de platillos para hacerlos divertidos.

Sírvelo imitando formas como animales, paisajes, juguetes y todo lo que se te ocurra.

2. Deja que explore
Los niños entienden el mundo a través de los sentidos. Sentir las texturas y descubrir los sabores de los alimentos les ayudará a relacionarse mejor con la comida.

3. Sé creativa
Una buena estrategia para que tus hijos coman es cantar una canción o crear una historia con las formas, características y colores de los ingredientes.

Por ejemplo puedes imaginar una carrera donde el brócoli y la zanahoria tienen que ganar. Tu hijo decide qué comer primero y quién ganará.

4. Relájate
Si estás tensa al momento de darle de comer a tu hijo, él lo va a sentir, así que lo mejor es que te relajes y disfrutes ese tiempo con tu hijo.

¿Está bien alimentado?
La principal preocupación de las mamás es que sus hijos reciban los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento.

Una guía para que las mamás estén tranquilas de que sus hijos está bien alimentados es incluir un alimento de los siguientes grupos en cada comida (desayuno, comida y cena):

  1. Frutas y verduras
  2. Proteínas de origen animal (carne, pollo, pescado, queso) y vegetal (legumbres y leguminosas),
  3. Cereales (pasta, tortillas, arroz y galletas)

No obstante, se necesita reforzar la alimentación con otros elementos como vitaminas, DHA (ácido graso de la familia de los Omega 3 que ayuda al funcionamiento del cerebro), hierro, calcio, zinc y proteínas.

Una forma de conseguirlo es a través de la ingesta de productos como Lactum Kids, que contiene 35 nutrientes esenciales de todos los grupos de alimentos, sin sacrificar el sabor. De esta manera se logra el 100% de la nutrición que necesitan.