U

na buena alimentación contribuye a mejorar el sistema inmunológico. Toma nota e incluye en tu dieta estos alimentos para fortalecerlo. Además te sorprenderás de identificar las vitaminas y minerales más importantes que contienen:

  • Ajo-  Es un eficaz antibacteriano, antiviral y antimicótico. Aporta nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico como la alicina. Previene los resfriados y combate la fiebre.  Además, disminuye la presión sanguínea y retarda el endurecimiento de las arterias.
  • Almendras- Contienen vitamina E indispensable para un sistema inmunológico saludable y la cantidad adecuada de grasas liposolubles necesarias absorberla. Alrededor de 46 almendras crudas con piel proveen casi el total de la dosis diaria recomendada de vitamina E.
  • Arándanos- Rico en atocianina compuesto flavonoide (antioxidante y protector), que le da su color oscuro. Contribuye a la protección del sistema de defensa del tracto respiratorio.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones

B rócoli- Altamente nutritivo aporta minerales y vitaminas (A, C y E), antioxidantes y fibra. Te recomendamos consumirlo crudo o cocerlo lo mínimo posible para conservar sus nutrientes

  • Champiñones-  Ricos en selenio, componente básico para aumentar las defensas, en combinación con la vitamina B, riboflavina y niacina.
  • Chocolate amargo-   Contiene teobromina, nutriente que protege a los glóbulos blanco del exceso de radicales libre. Disfrútalo con moderación.
  • Cítricos- Los limones, naranjas, toronjas o mandarinas, contienen vitamina C que contribuye a la producción de glóbulos blancos necesarios para combatir infecciones y prevenir resfriados.
  • Espinacas- Contiene vitamina C, antioxidantes y beta carotenos, que incrementan la capacidad del sistema inmune para combatir infecciones. Al hervirla aumenta su contenido de vitamina A .
  • Granada- Se ha mostrado eficaz para detener el crecimiento de bacterias como la E-coli, la salmonela, listeria entre otras. También se considera que algunos de sus componentes previenen el desarrollo de bacterias bucales y enfermedades de las encías, favorece el crecimiento de la flora intestinal que contribuye a mejorar la función inmune.
  • Kiwi- Además de otros nutrientes necesarios para el organismo, contiene ácido fólico, potasio, vitamina K y C, que estimula a los glóbulos blancos a combatir las infecciones.
  • Papaya- Proporcionar vitamina C que deberíamos ingerir a diario así como buena cantidad de potasio, vitamina B y ácido fólico en una sola ración. Tiene papaínas, potentes enzimas con efectos anti-inflamatorios por lo que es muy recomendable para la salud en general.
  • Pescados grasos- (Salmón, atún y otros pescados de ese tipo) ricos en los ácidos grasos Omega-3 ideales para combatir artritis reumatoide, dolencia provocada cuando el sistema inmune ataca de forma inexplicable a una parte sana del cuerpo.
  • Pimiento rojo- Ricas en vitamina C (el doble que cualquier cítrico) y beta caroteno importantes para la salud ocular y de la piel.
  • Semillas de girasol- Contienen nutrientes esenciales para mantener el sistema inmunológico como fósforo, magnesio, vitamina B-6 y E.
  • Sandía- Ayudan al buen funcionamiento del sistema inmunológico aportando potasio, vitaminas A. B, C y glutation proteína esencial para proteger las células del cuerpo eliminando radicales libres.
  • Té verde- Su contenido de flavonoides y potentes antioxidantes mejoran la función inmune. También aporta L-teanina, un aminoácido que contribuye a la producción de componentes de los glóbulos blancos que combaten los gérmenes.