Seguro, si ya llevas varios años con tu novio ya te has preguntado cuándo será la hora de que pidan tu mano tu mano… Pero antes de que sea la hora de que pidan tu mano, comencemos preparándonos para este gran paso conociendo un poco de los inicios de esta increíble tradición.

Propuesta de matrimonioTe cuento la historia de dónde salió esta costumbre de la pedida de mano… Bueno no es la mano lo que se pide, manis, es el manus. ¿El qué?, te preguntarás. Pues resulta que en la Antigua Roma, el futuro esposo reclamaba al padre el manus de la novia, jurídicamente era el poder de un varón sobre su esposa y también sobre los esclavos que ella tuviera.

Desde esa época, una mujer no se podía mandar sola, no era libre, era legalmente dependiente de un tutor responsable de ella, ¡cómo si fuera una menor de edad! Entonces el papá era quién tenía el derecho sobre ella y si se casaba pasaba a ser de su esposo, no pedía su mano, sino la potestad.

Después cambiaron las cosas, ¡ufff!, de la que nos salvamos…

"Sin una mujer al lado no puede el hombre ser en verdad perfecto."Hoy es la oportunidad para anunciar formalmente que ella y él se quieren casar (o se tienen que casar y luego decir que el niño fue sietemesino) y así, celebrar con sus padres y familia esa decisión, el pretexto de fiesta y romance. También es cuando dan las gracias a sus padres por todo el apoyo. Generalmente se hace en la casa de los padres de la novia porque el interesado acude a hablar con ellos como gesto de respeto y para pedirles permiso de que su pequeña princesa comparta el resto de sus vidas con el interesado.

Ahora conoces la historia ya puedes sentirte un pasito más adelante de la preparación para cuando sea la hora de que pidan tu mano.